jueves, 18 de mayo de 2017

Seis señales que indican que podrían despedirlo de su trabajo


Es común que a puertas de un despido el entorno laboral cambie significativamente y aparezcan signos de alarma. Conozca algunos de ellos e intente encontrar una oportunidad para evitar lo peor.



En un mercado laboral tan saturado en donde las oportunidades escasean, conservar el empleo es un reto al que muchos se enfrentan. Ciertas señales en su entorno laboral podrían significar que su puesto está en riesgo. Aunque no hay que descartar que estos signos sean solo fruto de nuestra imaginación, no está de más conocerlos.

1. No recibes ningún tipo de indicación. En el día a día de la oficina, es bastante común escuchar quejas por recibir más y más trabajo. Aunque a nadie le gusta lidiar con el estrés y las presiones, ser asignado con nuevas tareas es señal de valoración a nivel profesional. Sin embargo, si nadie te otorga nuevas responsabilidades, puede que tus superiores no vean perspectivas de futuro para ti en la empresa.

2. Ya no estás al tanto de nada. Pocas sensaciones son más incómodas que sentirse dejado de lado. ¿Tus colegas salen a comer y no te invitan? ¿Ya no recibes correos de notificaciones sobre actividades que organiza la empresa? Si tu respuesta a estas preguntas es afirmativa, prende una señal de alarma.

3. Te llevas mal con tu jefe. Una de las señales más claras que indican un posible despido es llevarte mal con tu jefe. Quizás ya lo hacías de antes, pero si lo notas especialmente irascible u hostil contigo, puede que no sepa siquiera cómo darte la noticia de que te dejarán ir.

4. Entrenan a alguien más para hacer tu trabajo. Mágicamente empiezan a aparecer candidatos a ingresar a la empresa y se agendan entrevistas. También es posible que comiencen a entrenar a otro de tus colegas para desempeñar tus mismas tareas.

5. La empresa está en quiebra. Por más eficiente que seas en tu trabajo, si la empresa está atravesando una quiebra o un momento financiero muy delicado, la medida más probable e inmediata será el recorte de personal.

6. Cometiste un error grave. Si bien es totalmente normal cometer errores para luego poder aprender de ellos, algunas equivocaciones son demasiado graves como para pasar desapercibidas por un empleador. El robo, el ausentismo prolongado o el intercambio de información confidencial dentro la empresa, son faltas que pueden dejarte en la calle.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario