domingo, 17 de abril de 2016

¿El sexo de su bebé está determinado por un virus de hace más de un millón de años?

Informa el diario 'The Daily Mail'.

Más del 40 % del genoma humano está compuesto por restos de duplicaciones virales antiguas que, en la mayoría de los casos, permanecen inactivas.

Te puede interesar: Los científicos culpan de las derrotas a la actividad neuronal



Un equipo de científicos de la Universidad de Yale (Connecticut, EE.UU.) ha elaborado un estudio que revela que la modificación de un antiguo virus de 1,5 millones de años de antigüedad puede desempeñar un papel importante en la determinación del sexo de los bebés humanos y del resto de mamíferos, informa el diario 'The Daily Mail'.

Hace decenas de millones de años, los virus invadieron los genomas de los mamíferos y se autoduplicaron dentro del ADN de sus huéspedes. Andrew Xiao, integrante del Departamento de Genética y Centro de Células Madre de la Universidad de Yale y autor principal del estudio, estima que más del 40 % del genoma humano está compuesto por esos restos de duplicaciones virales. En la mayoría de los casos, permanecen inactivos pero, según se ha descubierto recientemente, en ocasiones asumen funciones sorprendentes en los embriones en desarrollo e, incluso, pueden impulsar la evolución de los mamíferos.

Te puede interesar: Cualquier red Wi-Fi puede poner en jaque a iPhones e iPads



Los investigadores han hallado un mecanismo particular que puede 'desactivar' este virus en un embrión temprano al agregar un enlace de metilo a la adenina, exactamente en el cromosoma X, que es el que determina el sexo. Así, esos cromosomas se mantienen activos si el nivel de este marcador molecular es normal —hembras y machos nacen en la misma proporción— y se inactivan si el marcador está excesivamente representado, con lo cual hay una proporción 2 a 1 entre machos y hembras. 
"Por qué la proporción de sexos de mamíferos está determinada por el remanente de un virus tan antiguo es una pregunta fascinante", apunta Xiao.
Asimismo, el estudio indica que la forma activa del virus también se encuentra en las neuronas y en los tumores, por lo que este mecanismo tiene usos potenciales para luchar contra el cáncer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario