jueves, 6 de abril de 2017

¿Por qué suspenden la actividad de los Testigos de Jehová en Rusia?


Muchos consideran a los Testigos de Jehová como una secta e incluso una 'secta totalitaria'.



El pasado 23 de marzo, el Ministerio de Justicia de Rusia suspendió la actividad de la sede local de los Testigos de Jehová. La organización, nacida en EE.UU., ha sido incluida en la lista de entidades religiosas y públicas cuyo funcionamiento ha sido interrumpido por ejercer actividades extremistas.
La organización internacional de los Testigos de Jehová, que cuenta con ocho millones de seguidores a nivel mundial, tiene 175.000 seguidores en Rusia. "Para nuestros 175.000 seguidores probablemente llega el periodo más preocupante de su vida", comentó Vasily Kalin, presidente del comité directivo de la sede rusa de los Testigos de Jehová.
"Si el Ministerio de Justicia se sale con la suya, los creyentes pueden enfrentarse [a penas de] hasta 10 años de prisión", aseguró, y agregó que el reconocimiento de la organización como extremista conducirá a la confiscación de los bienes pertenecientes a la comunidad.

¿Una secta? 

La sede principal de la organización está a cargo de la dirección de las filiales en el territorio ruso. A nivel regional, los Testigos de Jehová a menudo tienen problemas con la ley, se les imponen multas por posesión de materiales extremistas o se les ordena judicialmente el cierre de sus centros.
De acuerdo con el Ministerio de Justicia ruso, en el periodo del 8 al 27 febrero se llevó a cabo una inspección no programada de su actividad que reveló que la organización viola reglamentos y contradice la legislación rusa en el campo de las acciones contra las actividades extremistas.
Muchos consideran a los Testigos de Jehová como una secta e incluso una 'secta totalitaria'. "A diferencia de las sectas clásicas como los bautistas, los Testigos de Jehová controlan duramente a los miembros de su comunidad, limitan sus derechos civiles, regulan todos los aspectos de su vida, los engañan durante el reclutamiento y los explotan", sostiene Alexánder Dvorkin, profesor y especialista en religiones, citado por RIA Novosti.

3 comentarios:

  1. ¿"...los Testigos de Jehová controlan duramente a los miembros de su comunidad, limitan sus derechos civiles, regulan todos los aspectos de su vida, los engañan durante el reclutamiento y los explotan..."? ¡Con razón se los ve tan pacíficos, amables y felices haciendo la obra de dar a conocer a Dios!...
    "¿Extremistas, totalitarios..?" Esas son etiquetas que se pone al gobierno ruso no a los Testigos de Jehová.

    ResponderEliminar
  2. Aunque se sabe que los testigos de jehová tienen algunas reglas no muy bien vistas al punto " humano " ,estos como tal si hacen lo que muchas religiones no . hablar de Dios aunque te discriminen,insulten e incluso lleguen al maltrato físico es una acción que sólo Dios tienen derecho a jusgar. Pero a la final todas esas " personas" que dicen hacen lo correcto algún días seran jusgadas bajo la mano de JEHOVÁ ( a ver si a él, también lo trataran como una secta )

    ResponderEliminar
  3. Es lamentable que Alexander Dvorkin, profesor y especialista en religiónes, se refiera a la Organización de Los Testigos de Jehová, como una secta totalitaria. Se nota a grandes rasgos su predilección por las sectas bautistas. Debería hacer un estudio minucioso sobre el real próposito de la organización para poder emitir comentarios que de verdad den a conocer la verdad verdadera y que por no compartir las misma creencias se dé a la tarea de mal poner a los demás.

    ResponderEliminar