martes, 11 de abril de 2017

¿Qué hace que un vídeo se vuelva viral?


¿Por qué nos interesan tanto estos contenidos? ¿Qué es lo que hace que un vídeo sencillo se vuelva viral? ¿Son realmente estos consejos efectivos? La ciencia, una vez más, se ocupa de desterrar estos mitos



Investigadores de la Universidad de la Sorbona descubrieron que, las elevadas tasas de difusión están estrechamente vinculadas a la generación de las emociones conocidas como “positivas”. Es decir, cuando un contenido nos produce alegría, empatía, admiración o cierto cariño, lo compartimos. Esta sensación común en cientos de miles de personas hace que las cifras se eleven hasta alcanzar la “calificación” de contenido viral.

Si bien estos generan habitualmente emociones positivas como la alegría o el miedo, la emoción negativa dominante que puede influir en la alta difusión de estos materiales, es justamente la sensación de sentirse diferente. Aparentemente, la comparación entre lo que hacen quienes protagonizan esos vídeos y lo que el usuario que los difunde haría, motiva a muchos usuarios a compartir este tipo de contenidos.

Dicha investigación se apoya en conceptos de Psicología, que estudian el efecto de las emociones en el comportamiento de los individuos. De acuerdo a estos investigadores, es esta compleja red de emociones provocadas lo que hace que situaciones de lo más ordinarias se vuelvan tan trascendentes.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario