miércoles, 15 de marzo de 2017

¿Cómo es vivir en la capital del Estado Islámico?


El periodista británico Mike Thomson publica un libro con los diarios de un joven que vivió en Raqqa, capital de los territorios gobernados por la organización terrorista.



Con el seudónimo de Samer (usar su verdadero nombre podría haber implicado una condena a muerte) un joven estudiante de 24 años residente en Raqqa, la capital del Estado Islámico desde 2014, logró contar al mundo su historia. Durante 2016 envío sus diarios al periodista británico Mike Thomson relatándole cómo es la vida en la ciudad gobernada por los terroristas.
La tarea no fue sencilla ya que la urbe está estrictamente controlada y está prohibido el contacto con cualquier occidental. Para eso Samer tuvo que enviar los mensajes encriptados a través de un tercer país antes de que fueran traducidos. Poco tiempo después logró escapar y ahora se publicó un libro con su historia: 'The Raqqa Diaries: escape from Islamic State' (en español 'Los diarios de Raqqa: escapar del Estado Islámico').
En una entrevista con la revista Vice, Thomson contó cómo dio con el joven de Raqqa. Primero contactó con un grupo de activistas que impulsan la página web 'Raqqa está siendo asesinada lentamente'. Pero todos los que conocían habían huido de la ciudad. Sin embargo, finalmente le pasaron un número de teléfono con Whatsapp.
"Después de unos días recibí un mensaje preguntando: '¿Qué quieres hacer?' Fue entonces cuando me presentaron por primera vez a Samer", relató Thomson.
Al principio realizaron entrevistas grabadas para ser emitidas por radio pero el riesgo era "demasiado grande" ya que podían ser detectados por el EI. Por eso decidieron optar por el formato de los diarios escritos.

Ejecuciones y sharía

Según cuenta Thomson en el libro, Samer describe ejecuciones, las estrictas leyes indumentarias y las obligatorias clases de ley islámica o sharía según la interpretación del EI. Sin embargo, el periodista británico cuenta que, a pesar de la violencia, el joven tiene tiempo para tomarse algunas cosas con humor como cuando "corrió el riesgo de ser azotado por llegar tarde a la clase de sharía, todo porque tenía que lavar los platos para su madre".
Thomson asegura que durante 2016 temió varias veces por la vida de su fuente. De hecho recuerda que una vez estuvo más de dos semanas sin saber de él y al poco tiempo vio la noticia de dos jóvenes sirios que habían escapado de Raqqa y posteriormente muerto en Turquía. Afortunadamente ninguno de ellos era Samer.
Las repercusiones de este trabajo han sido importantes en el llamado Califato hasta el punto de que Estado Islámico ha publicado un libro –'A young man from Raqqa'– para contrarrestar lo dicho en 'The Raqqa Diaries'. El joven informante no se encuentra en estos momentos en la urbe, pero el periodista británico relata que su intención es regresar para "reconstruirla" una vez que el régimen del EI desaparezca. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario