miércoles, 4 de mayo de 2016

¿Hay un lado oscuro en el hombre más rico de México?

Informa el portal Aristegui Noticias.

"No quería hacer un libro que lo linchara y tampoco que lo glorificara", define el periodista Diego Enrique Osorno su biografía de uno de los hombres más ricos del mundo, el mexicano Carlos Slim. La titánica investigación de ocho años ha logrado arrojar luz sobre el lado oculto de la vida del empresario.

Te puede interesar: La NASA publica imágenes de dos enigmáticos cráteres en Ceres




De acuerdo con el portal Aristegui Noticias, el libro 'Slim. Biografía política del mexicano más rico del mundo', publicado este mes por la editorial Debate es fruto de más de 100 entrevistas con diferentes personas que han ayudado a montar la imagen contradictoria del empresario. "Había muchos temas derivados...que me parecía que no estaban, mi curiosidad me empezó a jalar y por supuesto que el agravio que sentía como mexicano de que hubiera alguien con esa cantidad de dinero en un país como el nuestro, en estos niveles de pobreza que existen", cita el sitio las palabras del autor.
El "primer hallazgo sorprendente" que hizo Osorno durante su estudio fue el pasado del hermano mayor del empresario, Julián, fallecido en 2011, quien, de acuerdo con los expedientes confidenciales de la Procuraduría General de Justicia de México, trabajó en la Dirección Federal de Seguridad y "estuvo involucrado en una serie de ejecuciones extrajudiciales, de actos de tortura y desapariciones forzadas de los años 70", informa la página web oficial de la emisora Zócalo Noticias.
Otro detalle antes desconocido sobre la familia Slim revela que el padre del multimillonario de origen libanés, Julián Slim Haddad, tenía vínculos con la entonces derecha representada en el país árabe por el cristiano Partido de las Falanges Libanesas, acusado de masacres en campos de refugiados. No obstante, el empresario rechaza la involucración de su padre en actividades políticas oscuras. "Lo que hemos visto (...) es que mi papá no era un radical, para nada (...), no era un activista ni mucho menos", afirma Slim.

Te puede interesar: Rusia prueba un moderno dron de ataque cuatro veces más veloz que el más asesino de EE.UU.



En cuanto al propio multimillonario, fue militante en los años ochenta de la Comisión de Fortalecimiento y Patrimonio del PRI. De acuerdo con el periodista, estos hechos no figuran en la biografía oficial en la página web de Slim. "No estaban contados, estaban ocultos, y me parece que ayudan a complejizar al personaje", explica Osorno.
Cabe señalar que la nueva biografía también cuenta con un momento íntimo relacionado con los problemas de salud del empresario. Así, el periodista narra cómo en 1997 Slim acudió al Texas Heart Institute (instituto Cardiológico de Texas) para cambiar una válvula del corazón. Esos días podrían haber sido los últimos en su vida. "Seguramente me dejaron en el cuarto pensando que ya no me iba a recuperar (...). Son experiencias dolorosas", recuerda Slim.
No obstante, una de las preguntas que hace el autor durante todo el libro es si uno de los hombres más ricos del planeta es una buena persona. Buscando la respuesta a esta pregunta en la actividad filantrópica del millonario, Osorno ha notado que es notablemente más baja en comparación con la de Warren Buffett o la de Bill Gates. "Todo el dinero que puedan donar las personas no es funcional, no resuelve nada. ¿Por qué no se comprometen ellos? ¿Por qué no dan su tiempo?", se justifica Slim.

1 comentario:

  1. Ser de falange libanesa no es horror ...el horror es de quien lo provocaron..ext...vale

    ResponderEliminar